Suelo de madera
Dado que los suelos de madera son caros para instalar, mantenerlos limpios y en buenas condiciones es indispensable para preservar el valor de los pavimentos de madera, así como preservar su longevidad y su belleza natural. A causa de que los pavimentos y tarimas de madera son sensibles a los abrasivos que rayan la superficie del piso, y así le confieren una apariencia sin vida, lo principal es mantener los pavimentos limpios y sin suciedad sobre ellos. Esto puede ser logrado por medio de una aspiración semanal, y pasado de la mopa y barrido durante la semana.
Cualquier derrame debe ser controlado inmediatamente, dado que el líquido sobre el pavimento de madera puede penetrar las hendiduras y causar daños irreparables. Así que una vez que haya limpiado el derrame, siempre seque el área con un trapo limpio. Si debe limpiar el suelo con un trapo húmedo, debido a que están muy sucios, use la menor cantidad de agua posible y siempre al final séquelos con un trapo seco.