conserje mantenimiento

conserje mantenimiento

En Grupo Tei, continuando con nuestra línea de pretender el mantenimiento integral de instalaciones, oficinas, edificios, empresas y comunidades de propietarios continuamos apostando por nuestra figura del conserje de mantenimiento para estas instalaciones. Brevemente detallaremos en este post las funciones que el conserje de mantenimiento de nuestra compañía puede ofrecerles a parte de las habituales de un servicio habitual de conserje, que le aportan a las comunidades de propietarios, oficinas, edificios o empresas un plus de interesantes servicios, sin tener por ello ningún incremento en el precio, adquiriendo todas estas habilidades bien por el perfil del conserje de mantenimiento asignado a su comunidades de propietarios, oficinas, edificios o empresas, bien por formación o promoción interna de nuestro conserje de mantenimiento o bien por la supervisión que nuestros encargados de mantenimiento integral pueden aportar:
• Revisión programada de las instalaciones de las comunidades de propietarios, empresas, oficinas y edificios.
• Avisos de averías a las empresas de mantenimiento o asistencia contratadas por la propiedad.
• Control de los trabajos de reparación que se realizan en las comunidades de propietarios, edificios, empresas y oficinas por las empresas reparadoras.
• Realización directa de pequeñas reparaciones.
• Limpieza de algunas zonas específicas.
• Pese a ser un conserje de mantenimiento puede efectuar también tareas de control de personas ajenas a la comunidad.
Con estos aspectos interesantes por su valor añadido, con nuestro conserje de mantenimiento pretendemos lograr:
• Liberar a los presidentes de la comunidad de vecinos o propietarios, edificios, empresas y oficinas de la engorrosa tarea de organizar el trabajo del conserje.
• Estar en permanente contacto con el Administrador contratado por la Comunidad de Propietarios.
• Ajustar los horarios del conserje de mantenimiento de comunidades de propietarios, oficinas o empresas a las necesidades de la instalación, reforzándolos si fuera preciso, en las épocas del año de mayor afluencia.
• Supervisar a través de nuestros supervisores de mantenimiento el buen funcionamiento del servicio.