La cortina de interior enrollable estándar es la mas sencilla y este modelo le permite a esta cortina desde salir al exterior en substitución de toldos a incorporar los más sofisticados automatismos que la accionan en función del viento, la luz o la hora.
Por su versatilidad, la enrollable estándar es, sin duda, la cortina más vendida.

Ventajas de la enrollable:

– Todos los acabados van a juego con el tejido, con lo que se obtiene un producto de mayor calidad estética.
– No todos los tejidos existentes en el mercado tienen el apresto necesario para un correcto funcionamiento de la cortina. Louverdrape® garantiza
haber testado todos los tejidos que ofrece en su catálogo con el fin de garantizar sus enrollables.
– Es una cortina fácil y rápida de instalar: sólo tiene dos soportes, uno en cada extremo del tubo.
– Con las aplicaciones avanzadas se puede configurar una cortina que se ajuste plenamente a las necesidades del cliente; opacar totalmente un
espacio, controlarla con mando a distancia, ponerla en exterior, accionarla con un muelle…
– Por su concepción, la cortina enrollable es una cortina resistente y duradera, apta para todo tipo de escenarios: colegios, oficinas, exteriores…
– La utilización de tejidos traslúcidos permite ver fuera sin ser visto.
– Su espacio de recogida es mínimo.
– La cortina enrollable es líder de ventas en los últimos 2 años, y ha entrado con fuerza a formar parte de la moda decorativa tanto industrial como
residencial.
La enrollable estándar es la base para aplicaciones más complejas, que permiten a esta cortina desde salir al exterior en substitución
de toldos a incorporar los más sofisticados automatismos que la accionan en función del viento, la luz o la hora.
Por su versatilidad, la enrollable estándar es la cortina más vendida.