La oficina actual es un ámbito sometido a una rápida evolución. Sus distintos departamentos experimentan reorganizaciones que suponen una nueva utilización del espacio disponible.
Esto hace que la mampara se haya convertido en el mejor sistema de compartimentación, sustituyendo a la tabiquería tradicional.
Los sistemas modulares de mamparas permiten el desmontaje de los elementos instalados y su reubicación en nuevas distribuciones. De esta forma la separación de nuevos departamentos o despachos, o la modificación de los existentes, puede realizarse en un breve plazo de tiempo y con un coste mínimo.
VENTAJAS
Fácil desmontaje y reutilización
Conducciones eléctricas e informáticas
Ignífugo (según modelos)
Aislamiento acústico
Rapidez y limpieza de montaje
Estética moderna y funcional
Rentabilidad

¿QUÉ ES UNA MAMPARA?
Las MAMPARAS DIVISORIAS son elementos autoportantes cuya finalidad es la separación y distribución de espacios en el interior de los edificios.

Sus características esenciales son las siguientes:

1. Son elementos modulares: su fabricación y montaje se efectúa a partir de elementos repetitivos de las mismas dimensiones (módulos). Todo su proceso de elaboración está basado en planos y diseños preestablecidos, y llegan al lugar de instalación preparados para ensamblar, con lo cual su montaje se efectúa de forma rápida y sin herramientas importantes.
2. Son elementos desmontables y reutilizables: es una propiedad básica de estos produtos que los diferencia, por ejemplo, del tabique de pladur, que aunque se fabrica según criterios de modularidad, no es reutilizable.

Entendemos excluidos de esta definición, los sistemas de separación que no llegan al techo (biombos), los cerramientos de exterior y los sistemas móviles o plegables.

 Si desea más información de equipamientos de oficinas, contacte con nosotros en el 91.26079.27