Suelos y pavimentos laminados y vinílicos

Una de las razones por la cual estos pavimentos son tan populares es porque son tan sencillos de limpiar y mantener. Estos siuelos  no requieren nada más que una aspiración regular, usando un accesorio con un cepillo suave, y pasarles un trapo húmedo ocasionalmente para mantenerlos hermosos y en buenas condiciones. Recuerde, sin embargo, evitar usar detergentes basados en el jabón o limpiadores basados en químicos fuertes sobre pisos laminados que lleva a decoloraciones y falta de definición de los diseños –simplemente usar agua caliente es lo mejor. Para el pavimento de vinilo, los limpiadores comerciales tradicionales pueden ser usados para mantener su brillo original y una solución abrasiva puede ser usada dos veces por año para remover cualquier residuo acumulado de grasa o jabón. Aunque los pavimentos pvc y los pavimentos laminados son catalogados como a prueba de manchas, igual es buena idea controlar cualquier derrame o salpicadura inmediatamente, a fin de evitar cualquier descoloración permanente. Finalmente, evite usar abrasivos fuertes, como lana de acero, papel de lija o esponjas abrasivas.

Con la riqueza de elecciones que hay en el mercado hoy en día se pueden comprar muchos productos diferentes diseñados para limpiar y mantener tipos específicos de suelos –sin embargo, en la mayoría de los casos lo que se necesita es una simple y regular rutina de limpieza para mantener sus pavimentos laminados y sus pavimentos de pvc luciendo de la mejor manera.