La moqueta es el visto bueno de tu salón y de las habitaciones, mantenerla limpia es imprescindible y puede parecer un procedimiento fácil y sencillo. Pero, más vale hacerlo con las medidas necesarias y el trato adecuado para no desgastarla. Las moquetas son difíciles de mantener limpias precisamente porque siempre estas expuestas en casa ya que no es posible moverlas todos los días y llevarlas a la tintorería.

Puedes ahorrarte mucho dinero si en lugar de contratar una empresa de limpieza lo puedes hacer tu mismo, y aquí os dejo algunos consejos. Sigue estos sencillos pasos y lograras una limpieza de tu moqueta a fondo:

1. Primero tenemos que despejar el área de la moqueta quitando los muebles que estén sobre esta.

2. Eliminamos el polvo con una aspiradora.

3. Aplica un quitamanchas con agua templada en las zonas más sucias. Quitando lo gordo.

4. Si no tienes un aspirador a vapor puedes optar por alquilar uno o usa alguna otra cosa que produzca vapor y te sirva para limpiar sin humedecer demasiado. Si no consigues esto, tendrás que comprar uno que servirá para el futuro limpiar tus moquetas.

6. Pasa por toda la superficie el aspirador a vapor llegando hasta el último rincón.

7. Con guantes de goma, un cepillo de mano, y producto para manchas pasa por cada una y restriega un poco.

8. Pasa la máquina de vapor nuevamente.

9. Deja secar por toda la noche.

Te sorprenderás de los resultados al día siguiente. Unas tareas básicas que merecen la pena aplicar.

Limpiar Moqueta