La coyuntura económica, la progresiva externalización por parte de las empresas, los organismos públicos y los particulares y el boom del mercado inmobiliario han provocado un crecimiento sostenido del sector de los servicios de empresas de limpieza en la última década.
Actualmente existe una demanda constante de empresas de servicios de limpieza, que responde a dos necesidades básicas: higiene e imagen. Todas las superficies pueden requerir de los servicios de limpieza: cristales, suelos, tapicerías, techos, zonas ajardinadas, fachadas, monumentos… Y todo tipo de instalaciones son suceptibles de demandar los servicios de una empresa de limpieza: Viviendas, oficinas, restaurantes y hoteles, comercios, clínicas y hospitales, escuelas y organismos públicos…

Los servicios de limpieza de edificios es el segmento más relevante, con el 70% de la facturación del sector de este tipo de empresas, el 30% restante se reparte entre los servicios de limpieza industrial, la limpieza de medios de transportes y los servicios de control de plagas. Para los próximos años se prevén crecimientos ligeramente por encima del 4%, frente al incremento medio anual del 3,6% de la última década.

LAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIO PARA LAS EMPRESAS DE SERVICIOS DE LIMPIEZA

Empresas multiservicio. La tendencia imparable a externalizar los servicios de limpieza y a centralizar limpieza y mantenimiento en un único proveedor o empresa está fomentando el crecimiento de las empresas multiservicio y de empresas de servicios de gestión y mantenimiento de activos inmobiliarios. Se trata, por lo general, de empresas medianas y grandes, la cantidad de estas empersas de multiservicios está destinado a crecer, debido a la estrategia de diversificación de grandes grupos inmobiliarios, empresas constructoras y empresas de mantenimiento y seguridad. Las empresas del sector están protagonizando ya fusiones y adquisiciones, y todo apunta a la concentración del sector.

Especialización de determinados servicios de limpieza.Con este panorama, difícilmente un nuevo negocio podrá abarcar la totalidad de los servicios de limpieza y competir en igualdad de condiciones con las empresas asentadas. Sin embargo, podrá hacerse un hueco especializándose en servicios de limpiezas dirigidos a segmentos de demanda menos maduros, como, por ejemplo, centros comerciales, residencias para la tercera edad, bloques residenciales, establecimientos hosteleros, etc., o a instalaciones para las que se requieran métodos o maquinaria específica: centros sanitarios, empresas agroalimentarias, centrales nucleares, etc.

Limpiezas técnicas. Otra oportunidad la brinda la limpieza técnica especializada, destinada a empresas multiservicio. La aparición de nuevos materiales para limpiar, los avances tecnológicos y la creciente sensibilidad medioambiental favorecen el crecimiento de la limpieza técnica y las nuevas especializaciones: eliminación de chicles y grafitos, limpieza de mobiliario tapizado, de alfombras y moquetas, de persianas y cortinas, pulido, diamantado y abrillantado de suelos…