Para la instalación de la mayoría de pavimentos ligeros entre ellos la moqueta recomendamos una base plana, dura, firme, nivelada, limpia y seca siendo quizá la base ideal la de terrazo desbastado y/o similares con las características descritas anteriormente.

En aquellas ocasiones que por algún motivo no contemos una una base como la descrita será necesario la preparación de la misma, para ello se procederá a la aplicación de pastas niveladoras – pastas alisadoras, la función de estas pastas niveladoras es la de formar una superficie plana y dura donde poder aplicar el adhesivo de una forma correcta para la posterior instalación.