ICEA ha constatado una mejora en la satisfacción de los clientes de Autos y de Hogar, debido, según la asociación, a la “rapidez y eficacia en la gestión de siniestros”. Así, según sus estadísticas, la satisfacción del cliente con la rapidez en la gestión del siniestro en Autos alcanzó el pasado año el 88% (frente al 87% en 2007). Igualmente, un 85% expresa su satisfacción con la eficacia de la gestión de un siniestro de Autos, por encima del nivel del año anterior (84%).

En Hogar, se observan porcentajes similares: el 86% de los clientes se muestran satisfechos tanto con la rapidez como con la eficacia en la gestión de siniestros; en ambos casos, los porcentajes de 2008 están por encima de los de 2007.

Destaca la asociación que, en Autos, las entidades se han centrado en los últimos tres años en mejorar la rapidez en la gestión del siniestro, tanto en la peritación como en la reparación en el taller; en Hogar, “la evolución positiva se observa en la gestión del siniestro, y más en temas relacionados con la eficacia de la reparación y en que ésta se haya realizado conforme a las expectativas del cliente”.

A la luz de estos datos, “es evidente la importancia de la intervención de los proveedores en la prestación del servicio ofrecida por una compañía durante el siniestro, ya sea de Autos o de Hogar”. “Las entidades aseguradoras –concluye ICEA- introducen continuas mejoras en sus procesos con el objetivo de mejorar la calidad y mantener la fidelidad del cliente”.