En el post de hoy mencionaremos los errores más comunes que se cometen al reformar un baño y que, por tanto, tú debes evitar al momento de realizar algún cambio en tu vivienda. ¡Esperamos tomes en cuenta los consejos!

El baño debe ser un espacio de la casa que no solo ofrezca funcionalidad sino oportunidad para relajarse, por lo cual antes de iniciar toda reforma se deben tomar importantes decisiones para que los resultados no queden obsoletos al poco tiempo. Eso incluye la planificación de qué es lo que realmente se necesita y cómo lo quieres. De esa manera tanto el estilo como la distribución deberán adecuarse a tu forma de vida y presupuesto.

Errores en el diseño

  1. No dedicar tiempo suficiente al diseño antes de empezar

El diseño del baño debe ser práctico, tanto si es el cuarto de baño principal como si es un aseo pequeño adicional. Un buen diseño conseguirá un espacio útil, de fácil mantenimiento y con menos costes de obra.

 

  1. No tener en cuenta las zonas de seguridad en la instalación de puntos eléctricos

El Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión establece una zona de prohibición donde se impiden las instalaciones eléctricas: en la bañera o la ducha no se pueden instalar ni interruptores, ni tomas de corriente ni iluminación.

  1. Diseñar un baño recargado

Demasiados muebles, o que sean demasiado grandes, los colores oscuros o una decoración recargada solo aportarán una percepción del tamaño visualmente menor. Apuesta por muebles y revestimientos de colores claros y piensa bien los tamaños de los muebles.

  1. No tener en cuenta la distancia hasta el bajante del inodoro

No debe ser mayor de 1 metro. Si no deberás elevar el inodoro o enterrar la conducción para conseguir más pendiente.

 

  1. Ubicar el baño en una zona central de la vivienda

Es mejor no colocar el baño junto al comedor o el salón, ya que no te gustará ver el inodoro mientras comes o te relajas en el sofá. Lo ideal es situarlo en zonas más alejadas de los espacios comunes.

 

  1. Dejar el inodoro a la vista

Con las dimensiones de las viviendas actuales es difícil que el espacio disponible del baño permita colocar el inodoro aparte, con una pared separadora, pero lo ideal es que el inodoro no sea lo primero que sea vea al entrar en el baño. Si puedes darle un doble uso al cuarto de baño, es decir, separar inodoro y ducha del lavabo, tendrás la posibilidad de que dos personas utilicen el baño a la vez con total intimidad.

 

  1. Baño sin ventanas

Los baños oscuros y húmedos son lo opuesto a una estancia para la relajación y el bienestar. Es necesario que tu cuarto de baño tenga luz natural y pueda ventilarse, por tanto es ideal contar con una ventana.

 

  1. Instalar una ducha con bordillo

Con una ducha a ras de suelo se consigue que el baño sea un espacio más grande visualmente y que la limpieza sea más cómoda y eficaz.

 

  1. No escoger la mampara adecuada

Para que la mampara no estorbe y el acceso a la ducha sea seguro, habrá que tener en cuenta la cantidad de hojas y el tipo de apertura. Por ello, hay que dejarse asesorar para elegir la que más te convenga según el espacio del baño.

 

  1. No tener encimera en el lavabo

La estética no debe estar reñida con la funcionalidad, así que por mucho que un lavabo tenga un diseño estéticamente irresistible, si no tiene encimera no tendrás espacio para poner las cosas mientras te maquillas o afeitas.

 

Con este post ya puedes darte una idea de lo que no debes hacer cuando vayas a reformar tu cuarto de baño, pero si aún necesitas más consejos de expertos contacta con Grupo Empresarial Tei.

Deja la reforma de tu cuarto de baño o cualquier reforma integral en nuestras manos. Somos profesionales y te garantizamos calidad. Llámanos al 91 260 79 27 o escribe a info@teisl.com